jueves, agosto 27, 2009

LECTURA PARA EL ALMA: “La caja de cerillos”

“COMO AGUA PARA CHOCOLATE”
Laura Esquivel

Fragmento: p. 102/103

“Mi abuela tenía una teoría muy interesante, decía que si bien todos nacemos con una caja de cerillos en nuestro interior, no los podemos encender solos, necesitamos, como en el experimento, oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de una persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender uno de los cerillos. Por un momento nos sentiremos deslumbrados por una intensa emoción. Se producirá en nuestro interior un agradable calor que irá desapareciendo poco a poco conforme pase el tiempo, hasta que venga una nueva explosión a reavivarlo. Cada persona tiene que descubrir cuáles son sus detonadores para poder vivir, pues la combustión que se produce al encenderse uno de ellos es lo que nutre de energía el alma. En otras palabras, esta combustión es su alimento. Si uno no descubre a tiempo cuáles son sus propios detonadores, la caja de cerillos se humedece y ya nunca podremos encender un solo fósforo. Si eso llega a pasar el alma huye de nuestro cuerpo, camina errante por las tinieblas más profundas tratando vanamente de encontrar alimento por sí misma, ignorante de que sólo el cuerpo que ha dejado inerme, lleno de frío, es el único que podría dárselo. (…) Hay que permanecer alejados de personas que tengan un aliento gélido. Su sola presencia podría apagar el fuego más intenso, con los resultados que conocemos. (…) Hay muchas maneras de poner a secar una caja de cerillos húmeda, pero puede estar segura de que tiene remedio.”

5 comentarios:

TATIANA dijo...

me encanta ese libro lo cuento tan triste y la pelicula es igual de bonita

Annx dijo...

Debo decir que de los pocos libros que he leido, este es uno de los mejores.
Es una buena metafora explicar el corazon como una caja de cerrillos, pero creo que hasta un cerillo humedo, si se dan la tarea de colocarlo al sol, puede secarse y encender aunque sea un chispa.

Saludos! ^^

magga dijo...

vi que sigues mi blog y pase a visitarte...me enanta este libro lo leí hace muchos años

Nati dijo...

Hola Dani, pas´e por tu blog y me quede enamorada de él que manos más tiernas tienes para crear cosas tan lindas. Enhorabuena por tu blog es genial yo no he podido resistir la tentación de hacerme tu seguidora, por otro lado "Como agua para chocolate", tanto en libro,como en pelicula son una maravilla.
Me gustaria si te es posible que le dieses las gracias a tu amiga Karina Osorio, pues gracias ha ella he podido llegar hasta tí. Yo os invito a las dos a visitar mi blog se llama:Los cuentos de Nati, si os gusta la magia, las hadas, los duendes, las estrellas...allí lo podeís encontrar Feliz Navidad para ambas y que Dios os bendiga un beso desde España.

MERCEDES dijo...

Me lei este libro ya hace algun tiempo,me encanto recordar este trocito,permiteme que te lo coja prestado y lo coloque en mi blog,para que mis visitantes sepan de tan agradable trocito de paz y amor.Un beso guapa...

Publicar un comentario

Si te ha gustado este trabajo o si tienes alguna critica no dudes en escribirme.